Cura para la cistitis

Cura para la cistitis

El objetivo principal del tratamiento médico de la cistitis – eliminación de organismos patógenos y prevenir posibles complicaciones de la enfermedad.

Cistitis – infección inflamatoria de la vejiga, en el que la micción frecuente y dolor observadas. En algunos casos, la sangre se libera durante la micción, que conduce a su coloración en rosa. Muy a menudo, las mujeres sufren de cistitis.

Esto es debido a la anatomía de los órganos reproductivos femeninos: la uretra corta y suficientemente cerca vagina y el ano, donde en el tracto urinario de bacterias patógenas.

El tratamiento farmacológico de la cistitis – una terapia compleja tendientes a la supresión de patógenos y prevenir posibles complicaciones que puedan surgir. Estos son antibacterianos principalmente usados ​​(antibióticos), agentes antiinflamatorios y antiespasmódicos. La elección depende del tipo de patógeno antibiótico.

Por lo tanto, antes de asignar un fármaco antibacteriano necesario llevar a cabo pruebas de laboratorio.

Antibióticos

El tratamiento con antibióticos puede continuar durante 1, 3 ó 7 días, dependiendo de la situación específica. No tome antibióticos a ti mismo, consulte a su médico, incluso en ausencia, y seguir sus recomendaciones.

Trimetoprim – un agente antibacteriano con un amplio espectro de acción. Preparaciones a base de trimetoprima neutralizan la mayor parte de los patógenos urogenitales, causando infección en el tracto urinario.

Algunos fármacos actúan trimetoprim mejorada por combinación con sulfonamidas. Sulfonamida es agentes bacteriostáticos que tienen actividad contra las bacterias gram-negativas y gram-positivas. Una combinación de fármacos basado en la trimetoprima y sulfonamidas son eficaces para el tratamiento de no sólo cistitis, y la uretritis, pielonefritis y otras enfermedades genitourinarias.

Ampicilina – antibiótico de amplio espectro, neutraliza el efecto de múltiples especies bacterianas. El fármaco es muy eficaz en infecciones mixtas (causadas por varias especies de bacterias), pero debido a la amplia aplicabilidad de ampicilina propensos a desarrollar resistencia bacteriana (resistencia al fármaco).

La gentamicina es un antibiótico aminoglucósido que se utiliza para los diversos tipos de bacterias. A menudo, para mejorar el efecto terapéutico de la gentamicina se utiliza en combinación con ampicilina. Gentamicina – son los únicos fármacos aminoglucósidos que hace frente de manera efectiva con los organismos Gram-positivos.

En el caso de cistitis no complicada uso apropiado de antibióticos de cefalosporina de tercera generación cefixima. La cefixima se utiliza para el tratamiento de la infección en la vejiga causada por bacterias Gram-negativas.

Share →